Claves para ser la invitada perfecta en bodas de tarde

Looks invitadas boda tarde

Si la semana pasada hablábamos de los looks de invitadas para una boda de día, hoy os quiero mostraros algunos de mis estilismos favoritos para una boda de noche.

Lo primero que tendremos que tener en cuenta, es que el protocolo dicta que los más correcto es vestir de largo y dejar de lado los grandes tocados. Sin embargo, esta regla no es válida siempre, porque la longitud de nuestro vestido o falda, dependerá también del lugar donde se realice el banquete y el tipo de boda.

Si se trata de una celebración al aire libre, en un tono menos formal y rústico por ejemplo, lo ideal es que nuestro vestido vaya acorde con esto. Lo recomendable sería optar por prendas de largo medio o midi. Aunque también vemos adecuado los vestidos de inspiración boho con coronas de flores.

En estos casos, os recomendamos dejar de lados las lentejuelas y recurrir a los estampados. Para el peinado, lo mejor será inclinarse por el pelo suelto o los recogidos desenfadados combinados con un maquillaje más natural.

Son en las bodas de tarde-noche y en sitios cerrados como palacetes,mansiones o sofisticados hoteles, cuando tengamos la posibilidad de lucir nuestras mejores galas. Es en este tipo de eventos donde podremos escoger estilismos casi sacados de alfombra roja.

Por supuesto, el largo deberá ser hasta los pies, se aprueban los paillettes, las grandes joyas están permitidas y los peinados más trabajados pondrán completar nuestro look. Incluso, podremos recurrir a la elegancia del negro sin llamar la atención sobre los más estrictos con el protocolo.
Sin embargo, aunque la etiqueta permita este tipo de exuberancias, tendremos que tener mucho cuidado para que estas “licencias” no se vuelvan en nuestra contra. Mi máxima para este tipo de estilismos esel menos es más ola elegancia de la sencillez”.

Los vestidos de noche ya por si sólo son bastantes formales, por lo que siempre intento contrarrestar esa seriedad jugando con los complementos. Si mi elección es muy de fiesta, siempre intento quitarle peso con un peinado informal como pelo liso o coleta, joyas discretas y complementos ligeros.

Sin embargo, si opto por un vestido muy sencillo, intento armarlo con accesorios más espectaculares y llamativos como cinturones, brazaletes o grandes pendientes y un clutch tipo joya. Para el peinado escogeré un bonito recogido, que incluso puedo adornar con algún detalle como pequeños tocados o diademas.

El mono sigue siendo una apuesta segura, con posibilidad de recurrir a uno más colorido y diadema floral para las ocasiones con banquetes en el exterior, y más formales con detalles de lentejuelas, bordados, espaldas al aire y grandes collares para las bodas más sofisticadas.

Y qué mejor forma de inspirarnos que ver alguna de nuestras invitadas perfectas favoritas:

 

También te puede interesar:

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *