Looks de invitada para una boda de día

Seguramente, muchas de vosotras cuando recibís la invitación de una boda, lo primero que miráis es la hora de la ceremonia. Y es que todas sabemos que esto condicionará todo nuestro estilismo.

El dress code para una boda de mañana indica que lo más adecuado es vestido o conjunto corto o de cocktail, de colores alegres, telas sencillas sin brillos o lentejuelas. Sin embargo, hay muchos más aspectos a tener en cuenta.

Algo que marcará nuestra indumentaria es el tipo de boda y la personalidad de los novios. No es lo mismo una boda civil que religiosa o incluso en la playa. Tendremos que adaptar nuestra elección al estilo de los anfitriones.

Otro punto a tener muy en cuenta y que muchas veces nos olvidamos, es el grado de cercanía que tenemos con los novios. Los parientes más cercanos como la madrina, la hermana o damas de honor, tienen permitido asistir de largo. Sin embargo, si eres la novia de su mejor amigo, deberás jugar más con el menos es más y ceder el protagonismo a otros invitados.

Una de las mejes ventajas que tienen las bodas de mañana, es la posibilidad de usar cualquier tipo de tocado. Tened en cuenta que el protocolo dice que no deberéis quitarlos hasta después de comer, por lo que optar por uno que os resulte cómodo.

La regla de oro, es la de no elegir el blanco para una boda. ¿Pero sabéis que esta costumbre es muy de cultura española? Si no fijaos en el caso de Pippa Middleton en la boda de la Princesa Kate, donde la tradición es que la hermana asista de blanco. Afortunadamente el protocolo es cada vez más flexible en este sentido y creo que podemos utilizar los colores claros o incluso el blanco para asistir a una boda y no anular a la novia. Sólo tenemos que hacerlo correctamente

Por ejemplo, podremos usarlo si jugamos con los colores en los complementos. Imaginaos una parte superior blanca o vestido, al que le añadimos un collar multicolor o una bonita pamela. Es imposible que hagamos sombra a la protagonista.

Además, yo soy de las que piensan que un color es un rival demasiado débil para anular la felicidad y belleza que desprenden las novias el día de su boda.

Y si el blanco es la regla de oro, el no utilizar el negro en las bodas, es la regla de plata. Este color asociado al luto o momentos de tristeza, también es el color que más estiliza y sinónimo de sofisticación y elegancia. Por lo que yo soy de las que opinan que sí puede usarse pero con matices.

Lo más adecuado es que recurramos a este tono para bodas de tarde o noche y lo combinemos con llamativos complementos de colores fuertes y alegres, que compensen la sobriedad al negro. Si no que se lo digan a Lourdes Montes (boda Miguel Angel Perera), Laura Escanes (boda 4 de junio)  o Tatiana Santo Domingo en la ceremonia de su hermano en Granada.

Y si queréis ser la Invitada Perfecta en una boda de día, os dejo una recopilación de looks en los cuales podréis inspiraros.

XOXO Hasta el domingo Invitadas Perfectas!

También te puede interesar:

11 comments

  1. Acabo de descubrir tu blog, y no me puede gustar más! Jej así que me quedo por aquí. Que pena no haberte encontrado antes porque tengo una boda en julio y seguro que me habrías inspirado. Ahora ya lo tengo todo listo jej 😘😘😘

  2. Un millón de gracias. Felicidades por el blog. Decirte que tras semanas buscando un vestido, hoy he comprado uno con pantalón de Matilde Cano en color blanco. Lleva detalles en color y lo quiero acompañar de pamela de Rita Von. Es muy diferente, muy depurado, y de mi estilo ya que soy arquitecta. No quisiera faltarle el respeto a la novia, pero creo que paso desapercibida y nada tiene que ver con un traje nupcial. ¡Tus consejos los agradezco muchísimo! Ojalá pudieras verlo. Saludos desde Murcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *