Tipos de tocados para invitadas

tocados invitadas boda

Buenos días chicas.

Hoy quiero hablaros de unas de las tendencias que más fuerza ganan cada año: los tocados. Y es que con la llegada del otoño, los complementos se vuelven los grandes protagonistas de nuestros looks, por lo que tendremos que conocer todas las posibilidades que abundan en el mercado para poder encontrar el accesorio perfecto.

Los tocados son determinantes, ya que tienen la capacidad de convertir un sencillo vestido en un look sofisticado y elegante. Por lo que tendremos que escogerlos con muchísimo cuidado.

Por esa razón, hoy quiero mostraros una pequeña clasificación de estos complementos con el objetivo de ayudaros a elegir el tocado más apropiado para vuestro outfit.

Los canotier

Sin duda el rey de los tocados. El canotier es ese sombrero de color natural, conocido también como gondolero o veneciano, y que puso de moda una estilosa Coco Chanel.

En su versión más clásica, es realizado en paja trenzada de color natural, cinta negra, de copa chata y ala corta. Aun que veremos que ha ido evolucionando y podremos encontrarlo con diferentes formas, adornos, tonos y tamaños. Incluso de tipo chistera, uno de mis favoritos.

Es el complemento ideal para bodas rurales o campestres y es idóneo para cualquier época del año, ya que podremos escogerlo en tonos azulos, verdes o tostados para el invierno, mientras que el verano nos permite flores en colores más vivos como rosas, amarillos, turquesas o rojas.

¿Con qué tipo de prendas podremos llevarlo? Mi recomendación es que escojáis este tipo de tocado si vuestro look se compone de conjunto de pantalón y blusa, monos, vestidos sueltos y de aires sencillos. También suele gustarme el aire vintage que suele aportarle a vestidos o faldas tubo.

 

 

Flores

Ya sean en forma de diadema, corona, en cascada o naturales, siempre son una apuesta asegura. Sin duda, es el tocado más todo terreno y versátil, ya que el mismo accesorio puede usarse en diversas posiciones y nos permite crear efectos distintos en el resultado final. Atención a la versiones con rejilla, son simplemente maravillosas si buscas un estilo retro.

¿Con qué lo combinamos? Son ideales para lograr un estilo boho-chic por lo que tu vestido o conjunto debería también seguir esta línea. Si tu vestido es multicolor, opta por flores en un solo tono y si es algo llamativo, mejor usa el tocado en la parte trasera de tu peinado. Queda precioso para adornar un recogido.

Es de los pocos tocados que podremos usar por la noche, si tu vestido largo de aire romántico y bucólico, elige uno en forma de corona y pelo suelto.

Además de ser adecuado para vestidos ligeros y con caída, también suele gustarme el total look que se consigue con monos.

 

Pamelas

Sin duda, es el tocado por excelencia. Llevar correctamente una pamela, es sinónimo de elegancia y sofisticación, pero para lograrlo deberemos tener en cuenta no sólo el vestido o conjunto, sino las facciones de nuestra cara, el tone de la piel, vuestra complexión y altura y por descontado, nuestro estilo y personalidad.

Las pamelas sólo son aptas para bodas de mañana. Están permitidas en cualquier época del año, sin embargo, yo prefiero lucirlas en bodas de verano ya que al fin al cabo, una de sus funciones es hacer de parasol.

¿Con qué prendas podremos llevarla? Una cosa muy importante que debemos tener en cuenta, es que este tipo de tocado sólo debe lucirse con vestidos o conjuntos  media pierna o midi. Nunca lo hagamos con largos inferiores a las rodillas. También puede usarse con trajes chaquetas o blusa y pantalón.

 

 

 

Casquetes o platos

Los tocados de tipo plato o casquete, suelen ir inclinados y ocupar sólo una parte de la cabeza. Normalmente están sujetos por una diadema invisible o peineta y pueden estar decorados por broches, telas, flores o plumas.

¿Cómo los usamos? Los de tipo casquete son más discretos que los mencionados anteriormente, por lo que su uso es recurrente para cualquier tipo de look, ya que realzan la parte superior del estilismo sin restar importancia al resto de la indumentaria. Personalmente me encantan los de aire vintage, ya que potencian el resultado final de vestidos o faldas de largo midi.

Sin embargo, los de tipo plato deberemos dejarlos para looks más sencillos que necesiten de complementos para enriquecer el outfit. Suelen gustarme como quedan con vestidos ajustados, faldas lápiz y conjuntos de blusa y pantalón.

 

 

Los turbantes

Los turbantes son la opción ideal si queremos dar un toque exótico y queremos facilitarnos o ahorrarnos la peluquería, ya que quedan perfectos con pelo suelto u ocultando nuestro recogido completamente.  Además, pueden usarse en cualquier tipo de ocasión, tanto de mañana como de tarde. Sin embargo, personalmente me gustan más para looks de otoño/invierno o bodas en marzo/abril donde aún no hace demasiado calor.

¿Con qué los combinamos? Me gustan especialmente como quedan con vestidos tipo túnica o caftanes y monos. Aunque también me fascina su uso en looks años 30-40 inspirados en Adriana Ugarte en El Tiempo en Costuras.

Tocados joya

De cerámica, de piedras semipreciosas, en forma de peineta, broches, diademas o coronas. Infinitas formas de llevar este tipo de tocados y siempre válidas para cualquier evento y momento del año. Son especialmente adecuados para bodas de noche que piden tocados más discretos.

¿Con qué los usamos? Con todo! Son el tocado comodín. Pero tendremos que estudiar con qué lo combinamos. Si nuestro vestido es muy trabajado y está repleto de paillettes o abalorios, optemos por uno discreto situado en la parte trasera de nuestro peinado. Sin embargo, si nuestra indumentaria es sencilla, podremos escoger el que queramos, siempre y cuando se mantenga en mismo estilo boho, retro, romántico, urbano, etc.

También tendremos que prestar atención a nuestras joyas cuando usemos este tipo de tocados, ya que una gran diadema con pendientes exuberantes puede dar un resultado demasiado recargado. Tengamos la regla del «menos en más» siempre en mente.

Nos vemos el domingo! XOXO

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

You may also like

9 comments

    1. Pues todo despende del estilismo, pero puedes optar por cualquieras de las opciones que proponemos siempre y cuando los tonos y tejidos sean acordes a la época del año de la celebración: terciopelos, colores tierras, plumas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *