Un paseo por los pueblos de la Toscana

Pueblos Toscana Volterra

Como muchas sabréis, parte de mis vacaciones las pasé en la maravillosa zona de la Toscana. Y aunque ciudades como Bolonia, Siena y Florencia son auténticas joyas para los sentidos, son sus pueblecitos los que realmente me cautivaron.

Cuando decidimos recorrer en coche esta zona italiana, sabía que su gastronomía, paisajes y rincones me iban a gustar. Sin embargo, nunca imaginé que cada uno de los pueblos dónde pararíamos iban a tener tanta magia.

A continuación, os dejo alguno de los más conocidos y es que su fama es totalmente merecida. Todos ellos son ciudades medievales perfectamente conservadas, donde disfrutareis recorriendo sus calles y conocer sus tiendas y restaurantes que sorprenden por su decoración y detalles cuidadosamente elegidos.

San Gimignano

San Gimignano o la Ciudad de la Mil Torres, es una soberbia ciudad medieval amurallada y situada en una de las colinas de la Toscana. Desde lejos podréis reconocerla gracias a sus características 14 torres.

Esta villa de cuento, puede visitarse en un par de horas, puesto que no es demasiado grande. Sin embargo, nosotros decidimos alojarnos aquí y disfrutar recorriendo sus callejuelas con calma y visitando alguno de sus restaurantes y cafés. No dejéis de acudir a Le Vecchie Mura, un precioso restaurante con vistas a la Toscana, donde además de comer bien y a un precio medio, podréis disfrutar de su bonita terraza.

Durante el paseo os encontraréis con atractivas edificaciones como el Duomo, la Collegiata o el Palazzo Comunale, Museo Cívico y  la Torre Grossa, desde la que accederéis a hermosas vistas.

Volterra

Seguro que si sois seguidoras de la saga Crepúsculo, este pequeño pueblo italiano os sonará. Y es que a pesar de la fama ganada por la película, es uno de los lugares de parada obligada en vuestra ruta.

Volterra es un hermoso municipio, situado a pocos kilómetros de Pisa, que conserva sus características calles medievales, casas con torres y bellísimas fachadas adornadas con flores. Entre sus monumentos destacan sus iglesias, su teatro romano, murallas, palacios y plazas, en especial la Piazza San Giovanni, donde encontraremos la Catedral.

Esta encantador lugar de apenas 11 mil habitantes, tiene muchísimo ambiente debido a sus restaurantes, cafeterías, tiendas y heladerías que inundan la ciudad de preciosas terrazas, en las que merece la pena relajarse viendo la gente pasar.

Puede verse en medio día y nosotros decidimos comer en un coqueto restaurante llamado Il Pozzo degli Etruschi, donde pudimos probar una espectacular pasta al tartufo y embutido típico de la zona. Muy recomendable.

Lucca

Lucca es una ciudad italiana reconocida mundialmente por tener intactas sus murallas, ya que nunca fue atacada. En su interior encontraremos una bonita villa repleta de calles medievales, iglesias, torres y palacios, entre los que destaca la Piazza del Anfiteatro.

Caminando por el interior de su muralla renacentista, encontramos el Palacio Pfanner y sus cuidados jardines. Esta preciosa mansión fue diseñada para la rica familia de comerciantes de seda: Los Moricani. Fue construido para demostrar su poder y riqueza a la ciudad. Aunque no es muy grande, me encantó.

Lucca, como todo los pueblos de la Toscana, tienen rincones preciosos, pero he de decir que fue un poco decepcionante. Creo que de todos los que visitamos fue, el que quizás, menos conservado estaba y con menos ambiente. No obstante, es una parada obligada que debemos hacer si pasamos cerca.

Espero que os guste chicas! Nos vemos el jueves 🙂

 

Looks

San Gimigniano:
Pantalones beige de Zara
Blusa rosa de Stradivarius
Chaqueta beige de Zara (Old)

Volterra
Vestido Pull&Bear (similar)

Lucca
Falda Springfield (similar)

Top Stradivarius
Vestido larzo azul de Zara (similar)

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

También te puede interesar:

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *