Fotos que no deben faltar en tu boda

Aunque los fotógrafos de boda son unos grandes profesionales, ese día tan especial tienen un gran enemigo en contra: el tiempo.

Seguro que muchas de vosotras habéis escuchado por parte de otros novios que una boda pasa especialmente volando para los protagonistas. Y os puedo asegurar, que hasta que no lo vivís en vuestra piel no os hacéis una idea de la gran verdad que hay en ello.

Por esta razón, tendremos que tener muy claro cuales son las fotos que no podrán faltar en nuestro álbum de boda. De esta forma, además de comunicarlas a nuestros fotógrafos, podremos ayudarles a propiciarlas.

Las bodas son una gran celebración del amor en todos los sentidos, por consiguiente, cada momento y detalle desearemos que quede inmortalizado en nuestro álbum.

Es muy difícil que todo quede recogido por una cámara, ya que al mismo tiempo pueden suceder multitud de situaciones “fotografiables”, entre las que nuestro fotógrafos tendrán que elegir o priorizar. Este post tiene como objetivo ayudaros en este cometido, mostrando algunas imágenes que echareis de menos si no aparecen recogidas en vuestro reportaje fotográfico.

 

Los abuelos

Son esas personas que no pueden sentir más felicidad en una boda simplemente por el hecho de estar ahí. Su labor será observar a su nietos y familia para retener ese momento en su memoria. Si sois de esos novios afortunados que pueden compartir ese momento con alguien tan importante como son los abuelos, no dejéis de recogerlo en alguna instantánea.

Las amigas

Toda novia que ya haya pasado por este momento sabe lo importante que es contar con la presencia y apoyo de tus amigas en una boda. No sólo compartirán con la novia ese día tan señalado, sino que os acompañarán durante todo el año que precede al gran momento. Inmortalizar un momento cómplice con ellas en la celebración será uno de los mejores recuerdos que tengas: ese instante en el que te abrazas a ellas por primera vez, su expresión cuando te ven vestida de novia, cuando te ayudan a ponerte el vestido, etc.

El ramo

Parece un detalle insignificante, pero que seguro que querrás tener un primer plano de tu ramo en el álbum. Al final es un complemento que forma parte del look de ese día y que normalmente dejamos de lado después de la ceremonia, hasta que se produce su entrega.  Colocarlo en un sitio bonito, acompañado de otros detalles para tener una hermosa fotografía de tipo bodegón con este elemento como protagonista.

El peinado

Todos los fotógrafos lo saben, pero no está mal recordárselo por si las moscas. El peinado de una novia es una parte fundamental del estilismo de una novia y que muchas veces queda escondido debajo del velo durante gran parte de la celebración, por lo que será conveniente fotografiarlo durante los preparativos cuando además está recién hecho.

La llegada en coche

Sin duda uno de los momentos más emocionantes del día y que mejores fotografías suele propiciar. No importa como sea la llegada, pero la felicidad de la novia en ese momento no puede ser más plena, por lo que no podrá faltar en ningún álbum de boda. Coméntalo  previamente con los fotógrafos para que te den instrucciones para salir del coche de la forma correcta. Pero sobre todo, tómate todo el tiempo del mundo para hacerlo.

La salida de casa

Otro de los momentos más emocionantes del mundo es ese en el que tienes que salir de casa, te arremangas el vestido y las mariposas empiezan a revolotear por tu estómago. Sin duda, una de mis fotos preferidas, donde la naturalidad y la emoción son capturadas en una imagen. Además, seguramente quedarán al descubierto los zapatos y el can can, algo que será complicado en el resto del día.

Los padres

Son sin duda los otros grandes protagonistas de una boda, pero que querrán pasar desapercibidos siempre. Por esa razón, la complicidad con ellos tendrá que quedar reflejada en momentos como los preparativos, miradas en la iglesia o en ese momento en el que tu padre te hace la entrega del ramo…

Los hermanos

¡¡Qué seria una bodas sin ellos!! ¿Verdad? Todas las que ya hemos pasado por el altar, somos conscientes de la importancia que tienen estos personajes en nuestra boda. Compartir con ellos todo el proceso es una de las mejores experiencias que la vida te regala. Esos momentos de nervios y emoción mientras te vistes, cuando tu hermano te entrega el ramo acompañado de un bonito discurso o cuando la novia se lo entrega en señal de gratitud durante el banquete.

 Momentos en los que estáis solos

Vais a tener multitud de fotografías juntos, pero muy pocas de esos momentos donde todo lo que hay alrededor desaparece y quedáis vosotros solos. Capturar ese instante repleto de amor y sentimientos, es una verdadera obra de arte para cualquier fotógrafo.

El novio al ver a la novia

Sin duda, mi momento favorito. Ese segundo, esa mirada, esos nervios que afloran en cualquier novio es sin duda el mayor recuerdo de mi boda. Inmortalizarlo será uno de los mejores regalos que podrán haceros vuestro fotógrafos.

La salida de la ceremonia

Junto con la llegada del coche, suelen ser de las fotos más bonitas que tendremos en nuestro reportaje. Así que no las estropeéis envolviéndoos en el velo u ocultando vuestro rostro. Si es necesario, no entreguéis arroz para poder mirar al frente sin miedo. Y en caso contrario, si os agobia el confeti, el arroz o cualquier elementos que vuestro invitados os tiren, simplemente cerrar los ojos, fundiros en un romántico beso y disfrutar del momento.

El vestido

Aunque evidentemente va a estar presente en todo el reportaje, procurad posar con él correctamente donde se vea en todo su explendor: la cola extendida, el escote de la espalda, en movimiento, justo en ese momento donde el aire mueve el tejido, etc.

Los zapatos

Ese complemento que aparece casi invisible en la mayoría de nuestras fotos. Por esa razón, aseguraros que aparezcan durante los preparativos por si en el resto de la boda pasan desapercibidos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

También te puede interesar:

1 comment

  1. Son muchos los detalles y momentos inolvidables que se viven en un día tan especial como el de una boda, por lo que es importante que todos ellos queden para siempre recordados en un reportaje fotográfico. El trabajo previo y la planificación de la pareja junto al fotógrafo hace mucho más eficaz el trabajo el día de la boda, aunque sin duda los momentos más espontáneos son después los que mejor y más especialmente se recuerdan. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *