Mi ruta en coche por la costa Amalfitana desde Roma

ruta coche costa amalfiana

Comienzo este post pidiendo disculpas por la tardanza en realizarlo porque sois muchas las que me habéis preguntado por ello. Pero lo cierto es que siempre tengo looks pendientes que mostraros y esta entrada lleva casi el triple de trabajo que cualquiera de las otras. Así que siempre lo voy demorando hasta encontrar un hueco para hacerlo bien.

costa amalfitana ruta

Y cómo este puente finalmente hemos tenido que quedarnos en Madrid, qué mejor forma de aprovecharlo que trabajar un poquito en otra de mis grandes pasiones : los viajes.

Como todas recordaréis, nuestras vacaciones este año entre bodas y trabajo fueron 10 días en Italia para recorrer la costa Amalfina desde Roma. Así que os cuento a continuación nuestro planning y ruta, así como algunas recomendaciones finales.

Día 1: Roma

Decidimos volar a Roma por una cuestión de precio. Ya sabéis que la Costa Amalfitana se encuentra en el sur del país, por lo que lo más aconsejable sería volar a Nápoles o Salerno. Sin embargo, con la antelación y fechas que contábamos para realizar nuestro viaje, los vuelos a Roma salían como por la mitad de precio y estaba a 3h en coche de nuestro primer destino.

Así que decidimos aprovechar unos días para recorrer la capital italiana de una forma mucho más tranquila y quizás menos turística. Por esa razón, si queréis recomendaciones más detalladas sobre esta maravillosa ciudad o recomiendo mi post de 11+ 1 cosas que hacer en Roma.

Nos alojamos en el hotel Frattina Rooms situado a 2 min de Plaza Spagna. Lo reservé vía Booking.com y nos costó 70€/noche sin desayuno. Y lo super recomiendo. El hotel está genial, moderno y con atención exquisita, pero sobre todo tengo que destacar su ubicación, ya que ha sido la mejor de las 4 veces que he visitado Roma. Teníamos la mayoría de puntos turísticos a unos 10 -15 min caminando y parada de metro y bus en la propia plaza. Por no hablar de que nos encontramos en uno de los puntos con más ambiente de la ciudad debido a que en sus alrededores encontraréis docenas de restaurantes y cafeterías o terrazas y cientos de tiendas.

hotel barato roma
Frattina Rooms

Llegamos cerca de mediodía así que fuimos al hotel para cambiarnos y dejar las maletasy  nos dirigimos a comer cerca del Coliseo. Aquí había reservado con la app de El Tenedor un restaurante con vistas a uno de mis monumentos favoritos de Roma. Se llamaba Ristoro della Salute y aunque no estaba mal, he de confesar que la terraza era un poco incómoda. Por lo que tampoco es un lugar del que me enamoré en exceso.

que ver roma

Después paseamos toda la tarde por los alrededores del Foro y el Coliseo, haciendo fotos relajadamente y observando cada uno de sus ángulos con una tranquilidad embriagadora. Caminamos hasta el monumento a Víctor Manuel II, más conocido como la «maquina de escribir» por su peculiar forma y cogimos un autobús que nos llevó hasta el Trastevere para recorrer sus calles mientras caía el sol.

Sin duda un lugar imprescindible y que personalmente gana muchísimo al atardecer cuando las luces de sus restaurantes se encienden y sus vías se llenan de románticas terrazas.

Entre los restaurantes del Trastévere más recomendados por vosotros estaba el Grazia e Graziella, Carlo Menta y Tonnarello. Nos decantamos por este último y creo que fue cené una de las mejores carbonara que he comido nunca, además de una ensada de burrata, que pedimos para acompañar y que estaba espectacular. El Grazia e Graziella es conocido también por su tiramisú y el Carlo Menta, que aunque fue uno de los más recomendados porque sus precios asequibles lo hacen muy atractivo, es cierto que también muchas me advertisteis que era muy turístico. En cualquier caso, yo os lo dejo para que evaluéis por vosotros mismos.

Día 2: Roma

Ya sabéis que estamos un poco locos y nos encanta pegarnos el madrugón algún día en nuestros viajes para pillar los lugares más destacables de la ciudad sin gente. En esta ocasión este era el día y a las 6h30 de la mañana salimos para dirigirnos a la famosa Fontana de Trevi.

que ver roma

Os aconsejo que si es vuestra 1º visita a esta impresionante obra, entréis por la calle Vicolo del Forno o por Vía di San Vicenzo, de esta forma os encontraréis la fuente de frente y será una imagen que no olvidaréis jamás. Además, recordad subir a la planta de niños de la tienda de Benetton que justo tenéis en frente, pues es el mirador gratuito que ofrece las mejores vistas de la famosa fuente.

Después volvimos a Plaza Spagna para fotografiar su famosa escalinata sin apenas gente. También recorrimos sus calles hasta llegar al impresionante Panteón, cuya entrada es gratuita, y que vimos relajadamente al llegar tan temprano y practicamente vacio. Después caminamos hasta el Campo de Fiori. la Plaza Navona y finalmente terminamos el día atravesando la gran vía de Corso y sus inumerables tiendas hasta la plaza del Popolo.

plaza spagna roma

Super recomendable cenar en el restaurante That’s Amore, junto a la Fontana de Trevi, es una de las recomendaciones que os dejé en mi anterior post sobre Roma y es la segunda vez que volvemos.

Día 3: Roma – Napoles – Sorrento

Recogimos nuestro coche de alquiler y nos pusimos rumbo a Sorrento con intención de hacer una parada rápida en Nápoles para comer y ver un poquito de la ciudad. El coche lo alquilamos en Goldcar porque es dónde era la opción más económica, pero si os soy sincera la mayoría tienen una letra pequeña que no suele gustarme en caso de problemas. Así que siempre opto por la opción más económica.

Llegamos a Nápoles en apenas 2h y 15 justo para comer. Y siguiendo vuestras recomendaciones lo hicimos en la conocida y mítica pizzeria de Gino e Toto Sorbillo. Y os puedo asegurar que puede ser una de las mejores pizzas que he probado en mi vida.

Después recorrimos las calles de alrededor y la famosa avenida comercial del Corso de Umberto I hasta el conocido barrio de Quartieri Spagnoli pasando por la basílica de Santa Clara. He de confesaros que Nápoles inicialmente impresiona, yo no diría que se trata de una ciudad bonita, sino más bien que tiene un » estilo decadente » bastante mágico. Y sus tiendas de figuras y belenes os dejarán impresionados, os lo aseguro.

visitar napoles

Nos quedamos varias cosas en el tintero que os dejo aquí: la estación de metro de Toledo, Plaza de Prebicito, las típicas calles de Spaccanapoli o el Castel dell’Ovo.

Eso sí, ojo con conducir en Nápoles, porque no hemos visto una ciudad más caótica en nuestra vida. No recuerdo cuanto tiempo tardamos en salir de la ciudad, pero os prometo que las normas de conducción allí son distintas!.

Os recomiendo hacer la ruta en coche Nápoles-Sorrento al atardecer y descubrir sus maravillosas vistas al caer el sol para parar en alguno de los mriadores que encontraréis en la carretera.

Finalmente llegamos Sorrento para dormir en el hotel Al Parco II Rota B&B . Un hotel sencillo pero con una habitación y baño y muy amplio. Lo mejor? Que tenía aparcamiento, algo imprescindible si viajáis en coche a esta bonita ciudad porque era horrible aparcar. Aunque estaba algo alejado del centro, en 15-20min se llegagay nuestro «campamento base» para recorrer la parte más oeste de la costa.

alojarse sorrento

Día 4: Capri

Visitar Capri desde Sorrento es relativamente sencillo, ya que encontraréis varias compañías de ferrys y una gran amplitud de horarios para llegar al puerto de Capri en apenas media hora. Nosotros finalmente no lo reservamos con antelación, pero nos dimos cuenta que hicimos bien en no hacerlo, ya que allí había más compañías y el precio era algo más barato que hacerlo online. Nosotros lo hicimos con la compañía Caremar.

Una vez en el puerto de la isla, tenéis varias opciones de recorrerla. En bus hasta Capri ciudad o Anacapri y todo tipo de embarcaciones en grupo o privadas para descubrir la isla desde el mar.

Y lo cierto es que a nosotros nos apetecía algún grupo pequeño de gente ya que es más fácil para el tema de fotos. Así que mirando las diferentes opciones, nos dimos cuenta que había unas lanchas privadas, conducidas por nosotros mismos y que no salían tan mal de precio. Por unos 20 – 30 € más teníamos barquita para nosotros solos y por más tiempo. El alquiler del barco privado lo hicimos ese mismo día sin reserva en Bananas Sport Capri Boat.consejos capri

Estas pequeñas lanchas de no más de 40cv pueden ser conducidas por cualquier persona, mientras tenga carnet de conducir. Y aunque el manejo impresiona al principio, os puedo decir que es relativamente sencillo. Y sin duda la mejor decisión y experiencia de nuestro viaje.

Se nos pasaron las 4h volando y fue increíble, no sabéis que sensación de libertad, de paz y armonía que fue ese viaje. Por no hablar de las vistas y los encantos de esta preciosa islas.

Por la tarde visitamos la ciudad de Capri, a la que llegaréis fácilmente desde el teleférico. Y desde allí a Anacapri en autobús. Desde aquí subimos a uno de los puntos más altos de la isla en su Telesilla. Y aunque las vistas eran preciosas no sabría decirte si merece tanto la pena por el precio que tiene.

Día 5: Sorrento

Aprovechamos este día para visitar Sorrento con tranquilidad. La preciosa Marina Piccola, la Marina Grande, Chiostro di San Francesco, Villa Comunale y las preciosas tiendas alrededor de la Plaza Tasso.

sorrento

En cuanto a restaurantes en Sorrento, puedo recomendaros pocos porque lo cierto es que nos enamoramos de este y fuimos hasta 3 veces! Se trata del restaurante Parruchiano y que podéis entrar simplemente a visitar ya que su jardín de limones es todo un espectáculo. Imprescindible pedir su ensalada de burrata y unos rigatoni con carne bastante típicos, no recuerdo el nombre pero que estaban deliciosos.

Tambien nos gustó el restaurante Il Buco de Sorrento, precioso aunque con un precio algo más elevado.

Día 6: Sorrento – Positano – Scala

Salimos de Sorrento después de desayunar con intención de hacer una parada de «reconocimiento» en Positano, ya que nos pillaba de camino. Comimos allí en una Pizzería Capricci, no estaba mál pero sobre todo, era muy económica y podéis coger la pizza para llevar para bajarla al puerto. Mucha gente lo hace.

No nos detuvimos mucho, ya que teníamos pensado volver otro día para dedicarle el día completo, pero nos sirvió para una primera toma de contacto, ver precios y temas de parking. Os lo detallo más adelante.Positano invitada perfecta

Después de comer pusimos rumbo al maravilloso hotel de Palazzo San Giovani Resort que era simplemente espectacular. Estaba ubicado en Scala, una pequeña población alejada de las principales ciudades pero con unas vistas e instalaciones preciosas. Me encantaba desayunar en su terraza. Y en cuanto a precio, algo mucho más razonable que en la costa.

dormir hotel positano

Tenéis además en el propio hotel una terraza que comparte con un restaurante dónde cenamos todas las de noches. Estaba bien de precio y como llegábamos cansados, no nos apetecía bajar hasta el pueblo por el entramado de carreteras. También tenéis al lado el restaurante San Giovanni algo más económico.

Su mayor problema era el aparcamiento, que a pesar de estar en pleno monte, había zona azul! Sí, como lo leéis, pero antes junto del túnel, a unos 10 min caminando había zona blanca donde poder dejar el coche sin problema o también en el parking de pago del establecimiento.

Día 7: Vietri sul de Mare – Maiori – Minori

Vietri sul de Mare es un pequeño pueblo situado junto a Salerno, en el extremo este de la Costa Amalfitana y comenzamos nuestro primer día por aquí. Es conocido por su famosa casa azul adornada y sus preciosas tiendas de cerámica. Si queréis comprar este tipo de producto, es dónde más encontraréis.

vietri sul de mare
Vietri sul de Mare

Después de verlo tranquilamente, comimos temprano antes de en el Restaurante Sudest que reservamos con El Tenedor con un 20% de descuento. Barato y con un pescado fresco esquisito.

A nuestra vuelta visitamos Minori, que cuenta con una de las mejores playas de la zona, a mi parecer, pero poco más y Minori, uno de los pueblos más pequeñitos pero con más encanto de la ruta. Recomendable visitar su pasteleria Sal de Riso.

Día 8: Ravello – Atrani – Amalfi

Comenzamos el día en Ravello, sin duda uno de los pueblos que más os gustará por sus impresionantes villas. Imprescindible visitar su Villa Cimbrone y su balcón al infinito. Pero sobre todo su cripta, no he visto lugar más mágico para casarte en mi vida.

que ver ravello
Villa Cimbrone

Despúes visitamos también Villa Rufolo, algo más sencilla pero con un jardín con vistas que debe ser precioso pero que a nosotros nos pilló cubierto por un gran escenario, ya que estábamos en pleno festival de música de Ravello.

que ver ravello
Villa Rufolo

Su pequeña plaza y las callejuelas que salen de la misma también son muy pintorescas y están llenas de preciosas tiendecitas. Aquí comimos en el restaurante Babel Wine Bar que fue impresionante! Super recomendable!!!

Por la tarde decidimos visitar Atrani, que a pesar de su pequeño tamaño su paseo por la playa, os dejará una de las estampas más bonitas de la costa.

pueblo mas bonito atrani
Atrani

Y terminamos en Amalfi, la localidad más grande de la zona y con más ambiente dónde tendréis que visitar. Además de su precioso paseo marítimo, su Duomo y su hermosa plaza llena de terrazas y tiendas os gustará. Por la noche el ambiente es muy bueno.

cpnsejos costa amalfitana
Amalfi

Día 9: Positano

Salimos de nuestro hotel como a las 5 de la mañana con intención de llegar muy temprano a la joya de la corona de la Costa Amalfitana: Positano. Sin duda, fue mi visita preferida y tenía muchas ganas de visitarla al amanecer, sin gente y buscar alguna foto bonita. Además de que nos habían asustado tanto con el tema del parking que también era una forma de no tener problemas de pillar plaza.

En este sentido quiero tranquilizaros, porque si llegáis muy temprano podéis pillar en la parte alta de la ciudad zona azul y si no recuerdo mal 7-8h que era lo máximo eran como 10€ – 12€. Tendréis que caminar un poco, pero es algo asumible. También podéis preguntar en los parking, cuanto más alejados, más económicos.

Nosotros sabíamos que íbamos a pasar el día, por lo que negociamos con uno el precio de 25€ todo el día. Así que después del susto inicial, no nos pareció un precio tan descabellado por las 12h que pasamos allí. Eso sí, era uno de los primeros que encontraréis según bajáis a la costa y había que andar unos 20 min hasta la playa.  Hay una única carretera principal y de sentido único, por lo que no tendréis problema para verlo.

Así que allí estabamos nosotros, a las 7 de la mañana con la playa vacía para nosotros y viendo amanecer en Positano. Fue un momento mágico!! Además, al ir tan temprano, sobre las 8h30 habíamos terminado con las fotos y pudimos coger espacio sin problema en la pequeña área gratuita de la playa dónde pasamos el día.

vistas positano
Positano

Comimos siguiendo vuestras recomendaciones para comer lo hicimos en el restaurante Chez Black, situado justo en frente de la playa. Algo más caro de lo habitual pero nosotros con dos platos comimos. Y la pasta pesto estaba buenísima.

Si os apetece pegaros una noche especial a mí me encantó el restaurante de La Sirenouse, y lo ponían genial. Eso sí, el precio era bastante alto.

invitada perfecta positano
Positano

Finalmente en esta ocasión cambiamos de hotel y dormimos en B&B II Nespolo en Furore porque el San Giovanni estaba ocupado para las dos últimas noches y este nos pillaba algo más cerca de Positano y de Nápoles. Y aunque no estaba mal, la diferencia de precio con el anterior no era demasiada y la calidad era totalmente distinta.

Este era mucho más «rural» y sencillo, pero lo bueno, es que contábamos con una preciosa terraza con vistas, un desayuno exquisito, bastantes más restaurantes alrededor y ningún problema para aparcar porque podías hacerlo tanto en la calle como gratuitamente en el alojamiento, si reservabas con antelación. Además, el acceso a la autovía para volver a Roma también era más sencillo.

Cerca de aquí había un restaurante llamado Melchio Restaurant que nos encantó y es totalmente recomendable si tenéis oportunidad.

Día 10: Pompeya

El último día aprovechamos para visitar Pompeya y aunque teníamos pensado hacerlo con guía, es verdad que cometimos el error de no reservar con antelación y en el mismo día no se formó grupo. Y es totalmente necesario hacerlo con guía.

consejos visitar pompeya
Pompeya

Pompeya es un asentamiento arqueológico gigante y con un valor histórico incalculable y que gana muchísimo cuando cuentas con alguien que te organice la jornada y te cuente lo más destacable. Sin ello, se os hará algo pesado, si no tenéis conocimientos sobre cada detalle.

Nosotros cogimos las audioguías pero eran un caos de manejar y para mi gusto bastante aburridas.

Día 11: Furore – Roma – Madrid

Nos levantamos tranquilamente y después de desayunar pusimos rumbo a Roma para devolver nuestro coche de alquiler y coger el vuelo a Madrid. El viaje no se hace demasiado largo y son buenas carreteras, por lo que no tendréis problema.

Recomendaciones

  • Hacerlo en moto es una buena opción. Los parking son algo más económicos y es más sencillo aparcar. Eso sí a mí personalmente las carreteras me dan algo de vértigo y miedo para ir en moto. Y nosotros no pillamos ningún atasco. Pero es verdad que si volviera, creo que lo haría en moto.
  • Armarse de paciencia en las carreteras. No por los atascos, sino porque debido a las curvas tienes largos trayectos que tienes que ir a 20-30 km/h y tardaréis una hora en hacer 18km.
  • Madrugad mucho. Así os evitaréis problemas con los aparcamientos y no tendréis problema para coger sitio en las zonas gratuitas de la playa.
  • Hay zonas de playa gratuitas en todas. Eso sí, es un 10% de espacio de toda la playa ya que el resto es privado, ocupado por sombrilla
  • Buscad parking más alejados. Os ahorraréis algún dinero aunque tengáis que andar 15 min del centro.
  • No visitéis más de 4 días las costa. Sí, como me leéis. Creo que nuestro mayor error fue ir tantos días. Es un lugar precioso pero los pueblecitos los véis en nada porque lo más bonito a mi parecer es la estampa o panorámica, ya que su interior es muy similar y no hay mucho «más que ver». Nosotros ibamos muy tranquilos, pero reconozco que en un día podías hacer 4 o 5 visitas sin problema porque a lo que más tiempo dedicaréis es a los trayectos
  • Cuidado para visitar el Fiordo de Furore. Se trata del fiordo de la Costa Amalfitana que lleva cerrado desde hace un par de años. Aparcar cerca es horroroso y además lo tienen bastante vayado. Podéis intentar saltarlo, pero a mí me parece algo peligroso. Además, tened en cuanta que si ha llovido recientemente lo encontraréis lleno de barro o agua marrón…

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *