Mi ruta en coche por el Valle del Loira

Cómo muchas recordaréis, a principios de mayo decidimos hacernos unas escapada de 7 días por le Valle del Loira con visita al Mont Saint Michel. Era un viaje que teníamos en mente desde hacía mucho tiempo porque necesitaba menos planificación previa al no tener la necesidad de incluir vuelos. Ya que puede hacerse fácilmente en coche.

En nuestro caso lo hicimos así, pero podéis hacerlo también volando hasta alguna de la ciudades francesas que bordean el Loira y alquilar coche allí.

Así que sabiendo estas premisas, os cuento a continuación nuestra ruta en coche por el Valle del Loira y la Brataña francesa

Día 1. Noche en la frontera: Irún

Trabajamos por la mañana, así que a mediodía cuando salimos de currar nos pusimos rumbo a Irún. Elegimos esta ciudad fronteriza con Francia porque tenemos familiares allí, así pudimos hacer noche en su casa y salimos temprano por la mañana con rumbo a nuestro primer destino.

Como alternativa, también os aconsejo Burdeos. Algo más cercano y una ciudad preciosa para descubrir.

Día 2. Llegada y noche en Nantes

Teníamos intención de visitar primero el Mont Saint Michel y luego el Loira, de aquí que escogiéramos recorrer primero la parte más situada al oeste. Nuestra primera parada fue Nantes dónde prácticamente termina la famosa Ruta del Loira. En la actualidad es considerada como la capital de la región de los Paises del Loira y me encantó. Destacan sus elegantes calles llenas de preciosas tiendas, sus casas entramadas  y lugares tan mágicos como la Plaza Royale, Hotel de Villes de Nantes y Chateu des ducs de Bretañe. Imprescindible : La Catedral Gótica de Nantes, Pasaje Pommeraye o La Basílica de San Nicolás. Nos quedamos con ganas de visitar lugares como Jardin des Plantes y Les Machines de l’ île que también os lo recomiendo.

  • Un restaurante para cenar: Papy Mougeot
  • Un hotel para dormir: Ibis Hotel Centre Tour Bretagne.
Nantes
Nantes

Día 3. Visita a Rochefort in Terre, Vannes y Dinan.

El tercer día aprovechamos para visitar los pueblecitos de la Bretaña francesa en ruta dirección Mont Saint Michel. El primero de ellos es Rochefort in Terre y es un pueblo que parece sacado de La Bella y La Bestia. Lo veréis en un par de horas y es precioso!!! Parada obligatoria.

Rochefort in Terre Valle loira
Rochefort in Terre

Vannes también se ve muy rápido y su elemento más destacable son sus casas con faldones de madera. Para mí la Plaza de Enrique IV fue lo más bonito.

  • ¿Dónde comer? En Daily Gourmand un menú de 15€ que estaba buenísimo y con vistas al puerto.
Ruta coche valle loira
Vannes

Y nuestra tercera visita del día fue Dinan. Sin duda uno de las ciudades medievales más bonitas que hemos visitado. Perderos por sus calles y no olvidéis visitar su calle más importante Rue Jerzual y los jardines de Jardin Anglais dónde tendréis un precioso mirador. También le echaréis un par de horas mínimo.

ruta loira dinan pueblos
Dinan
Dinan

Saint Malo fue nuestra cuarta visita del día. La verdad que fue el que más nos decepcionó, ya que a parte de la muralla que rodea la costa y un atardecer espectacular, no tiene mucho más. A nosotros nos tocó un día algo nublado, por lo que no pudimos ver esta última parte.

viaje bretaña francesa
Saint Malo

Tras esto, pusimos rumbo a Mont Saint Michel dónde dormimos en el Hotel Gabriel. Recomendable

Día 4. Mont Saint Michel y Vitré

Creo que fue la joya de nuestro viaje. Creo que he visitado lugares preciosos en mis viajes, pero ninguno con tanta magia como este.  Pero llegar aquí tiene varias peculiaridades.

Lo primero que debéis saber es que no es posible acceder a este lugar en coche. Lo más cercano que llegaréis será a uno de sus parking (que son algo caros pero necesarios) y desde allí coger uno de los autobuses gratuitos que os llevarán por la pasarela hasta la abadía.

Ruta coche valle loira

Otra opción es alojaros en el interior del recinto del Mont Saint Michel como hicimos nosotros. Podréis dejar en el coche en el parking de vuestro hotel (a un coste menor) y utilizar los autobuses gratuitos disponibles.

Para los privilegiados que consigan alguna de las escasas plazas hoteleras dentro de la ciudad, podrán dejar el coche en un parking cercano y disfrutar de la magia nocturna y menos concurrida de este lugar tan especial.

Y por último, también leí que hay hoteles en los alrededores que disponen de traslados hasta los autobuses gratuitos. Igual es la opción más económica, ya que dejaréis el coche en el hotel fuera del recinto.

Otra de mis recomendaciones es que miréis las mareas. Hay pocos días al año dónde el Mont Saint Michel se convierte en una isla pero podeis mirarlo aquí : mareas Mont Saint Michel y el agua lo rodee al completo. Es un fenómeno extraordinario que estoy segura que merece la pena a tener en cuenta. Nosotros no pudimos viajar en esas fechas pero sí que tuvimos en cuenta las mareas, porque sin llegar a cubrirlo ni mucho menos, sí que vimos como el agua hacía un amago de rodearlo y poder pillar el reflejo en el agua.

Mont Saint Michel Monte agua
Mont Saint Michel

Nosotros no fuimos en temporada alta y el nivel de masificación ya era considerable, por lo que os aconsejo que madruguéis mucho para poder verlo con algo más de tranquilidad. Su interior también resulta precioso y es gratuito, excepto la entrada a la Abadía que si que conllevaba un coste. Nosotros echamos toda la mañana allí y después de comer un bocata rápido, pusimos rumbo a Vitré.

Ruta coche valle loira
Vitré

Vitré es una ciudad que no viene en demasiados lugares como turística y me enamoró completamente. Nos sirvió como adelanto para adentrarnos en los castillos del Loira porque posee una preciosa fortaleza. Pero os aconsejo perderos por sus calles sin rumbo, porque son todas preciosas. Casas de colores con entramados de maderas, tiendas con escaparates medievales y bonitas cafeterías. También será una parada de dos horas antes de poner rumbo a Tours para dormir.

Día 5: Château de Langeais + Azay Le Rideau + D´Ussé + Villandry + Tours

Escogimos Tours para dormir durante los 2 días siguientes y como campamento base para desplazarnos a los distintos Castillos del Loira que queríamos visitar ya que se encuentra en una posición bastante central. Desconozco el número exacto de Chateâux que hay, pero creo que necesitaríais un mes entero para visitarlos todos!!!

Debéis tener en cuenta que hay distancias entre unos y otros y en muchos casos por carreteras secundarias, por lo que no creo que os de tiempo a visitar más de 4 o 5 como mucho al día. Y algo menos si decidís hacer la visita por dentro. En mi caso llevaba unos 4 para ver por día y debido a que el tiempo no acompañó mucho, quedaron varios en el tintero.

El primer día comenzamos nuestra ruta con el Château de Langeais. Decidimos hacer una visita rápida por fuera y ver unicamente su patio interior. Está situado en una ciudad pequeñita repleta de pastelerías, así que es un lugar genial para desayunar.

El siguiente fue el castillo de Azay Le Rideau, uno de los más emblemáticos de todo el Loira. Podéis acceder de forma gratuita a los jardines y verlo desde fuera. La entrada cuesta 11€ para visitar el interior y para mí, lo más bonito es el exterior.

mejores castillos loira
Azay Le Rideau

El Château D’Ussé es conocido por ser el castillo que inspiró el cuento de La Bella Durmiente, de hecho en su interior encontraréis un recorrido con escenas de la película. Así que súper aconsejable si viajáis con niños. Además, a mí me gustó especialmente porque sus estancias están llenas de vestidos de época. Su entrada cuesta 14€ y podréis ver una parte desde la carretera si no queréis pagarla.Ruta coche valle loira

Villandry es famoso por albergar en su interior uno de los jardines más hermosos de Francia. Para verlo podréis escoger entre la entrada que incluye solo jardines (7€) o la entrada que incluye también la visita al interior del castillo (14€).

Nosotros visitamos solo los jardines porque nos dijeron que el interior no merecía la pena. Y sinceramente, aunque los jardines eran bonitos, no me parecieron merecedores de la fama que tienen. Como anecdota os diré, que hasta hace poco pertenecía a una familia de Extremadura.

mejores castillos loira villandry
Villandry

Aprovechamos que llegamos algo más pronto para visitar Tours, cuya Plaza Plumerau llena de restaurantes es una auténtica monada. De hecho comimos en un restaurante aquí que nos gustó!

  • Restaurante en Tours nos gustó Irish Company, además de económico tiene un horario más amplio de comidas que el habitual en Francia. Que siempre viene bien!

Noche en Tours, pero no os puedo recomendaros el hotel porque aunque económico no nos gustó en exceso.

Día 6: Château de Chenonceau + Cheverny + Chambord

Este día fue precioso porque visitamos alguno de mis castillos preferidos. Comenzamos con el Château de Chenonceau, conocido por el Castillo de las Damas debido a las grandes aristócratas que fueron propietarias. Para acceder tendreis que pagar 15€ de entrada y aunque su interior no me llamó en exceso la atención, sí que lo hizo su exterior. Es una maravilla.

Château de Chenonceau castillo loira
Château de Chenonceau
Ruta coche valle loira
Château de Chenonceau

Si tuviera que escoger un castillo para visitar por dentro sería el de Cheverny. No os quedará otra porque no se puede ver desde fuera, pero es realmente precioso. Lo reconoceréis por ser el Castillo de Tintín.

Ruta coche valle loira

Y el broche de oro lo puso el que es simplemente un espectáculo y gratuito! Podéis ver todo su esplendor mejor desde fuera. Y aunque pagamos la entrada para verlo por dentro, cerraban y apenas pudimos ver más que la famosa escalera de doble hélice. Inspirada por Leonardo da Vinci. Su peculiaridad es que dos personas pueden subirla, una en cada lado, sin encontrarse del todo, aunque se puedan seguir con la mirada.

Ruta coche valle loira
Chàteau de Chambord

Al final del día pusimos rumbo al sur y dormirnos en el camino a las afueras de Limoges .

  • Hotel Ibis Limoges Nord. 

Día 7. Rumbo al sur y visitas a Village de Martel, Rocamadour y Saint Cirq Lapopie.

Teníamos pensado bajar ya hasta Irún para dormir visitando los pueblos de Rocamadour y Daint Cirq Lapopie. Sin embargo nos gustaron tanto que nos tiramos varias horas de más de las prevista en cada uno de ellos y decidimos ver el atardecer en este último e improvisamos nuestro hotel.

De camino pasamos por un pueblo precioso y decidimos parar. Se trataba de Village de Martel. Una parada totalmente improvisada pero que mereció la pena.

Después llegamos a Rocamadour, reconocido por ser uno de los pueblos más hermosos de Francia. Situado en un acantilado sobre el río Alzou en el que podréis visitar su santuario, castillo y pueblo. Tiene una bonita calle principal llena de tiendas de souvenirs, cafés y restaurantes, aunque las mejores vistas las tendréis si os alejáis del mismo.

  • Para comer podéis hacerlo en un pequeño restaurante justo a la entrada llamado Le Quercynac. Tienen menús del día económicos y ricos!

Ruta coche valle loira

Despues de comer pusimos rumbo a Saint Cirq Lapopie y trastocó nuestros planes al completo porque este pueblo es maravilloso. Pensábamos hacer una parada rápida pero nos encantó pasear por sus calles tranquilamente y sin dirección y disfrutar de cada rincón. Su atardecer es una completa belleza.

Saint Cirq Lapopie
Saint Cirq Lapopie
Saint Cirq Lapopie
Saint Cirq Lapopie
Valle del loira pueblos
Saint Cirq Lapopie

Pero la mejor parte del día no terminaba aquí. Teníamos que dormir en algún lugar y no lo llevábamos preparado, así que teníamos como opción un Ibis o una casa rural a pocos km de este pueblo. Así que optamos por lo segundo con idea de sumergirnos un poco en la cultura francesa. Y no pudimos tomar mejor decisión, porque este perqueño hotel rural además de ser extremadamente bonito, sus dueños nos trataron como en casa. Tenían cerrada la cocina pero esto no fue impedimento para sacarnos algo de embutido, pan calentito y encendernos la chimenea. Y probablemente tomar el mejor vino de nuestras vidas.

Se llamaba L’Esprit du Causse y volveremos seguro de verdad! Súper recomendable para una escapada romántica.

Día 8: Vuelta a casa

Madrugamos para llegar a comer en Irún con nuestros amigos y poner rumbo a casa. La verdad que teníamos unas 8h por delante, pero al parar en el País Vasco un par de horas entre buena comida y risas, no se nos hizo demasiado pesado.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *