La boda de Lorena&Nacho

Boda vestido novia Beatriz Peñalver

Hoy quiero contaros el gran día de Lorena y Nacho, una pareja malagueña que tras 10 años de relación decidió dar el gran paso un 31 de diciembre. Resulta que esta bonita pareja había cogido como hábito celebrar la nochevieja con una escapada a otra gran ciudad, después de haber despido el año en Roma o París, tocaba el Puerto de Santa María en Cadiz. Y fue un Palacio, el lugar elegido por Nacho para hacer de ese 31 de diciembre, el más especial de su historia de amor.

Los preparativos

Nacho y Lorena deseaban algo distinto para su boda, por lo que decidieron llevarse a todos sus invitados a Jeréz de la Frontera. Allí, en la suite del hotel Sherry Park se prepararía para el gran momento nuestra novia de hoy.

El maquillaje y la peluquería corrió a cargo de José Reyes, de Barbería 13 en Málaga, quién se desplazó hasta este lugar para arreglarla y compartir estos minutos previos junto a su amiga Lorena, quién estuvo en todo momento acompañada por  su madre y sus amigas de la universidad.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz PeñalverBoda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz PeñalverBoda vestido novia Beatriz Peñalver

El vestido

A lo largo de su vida, esta novia había imaginado su vestido de boda un millón de veces, y cada vez era diferente. Las tendencias cambian, la propia forma de ser va moldeándose, se madura y vamos encontrando nuestro propio estilo. Eso hizo que, el que fuera finalmente su vestido de novia, terminase siendo algo totalmente distinto al que imaginó por primera vez de niña.

Esta obra de arte estaba firmada por Beatriz Peñalver. Lorena la conoció unos años antes y era una clara candidata para diseñar el vestido más especial de su vida, ya que buscaba algo propio, único y hecho en exclusiva para ella. Se decantó por Beatriz porque desde que la conoció, sentió que se entendían, que sabía lo que le gustaba y con lo que se sentía cómoda. Y porque sin dejar de hacer notar su seña de identidad, dejó que fuera 100% Lorena.

Fue un claro trabajo en equipo, ya que es un diseño basado en la forma de ser de la novia, en el que buscaron resaltar las líneas femeninas, pero sin perder la dulzura del momento, ni el estilo original que caracterizan a Beatriz.

El resultado, un modelo en crepe de seda blanco, con fornituras de porcelana fría, hechas a mano por Lilian Urquieta. Pero el detalle más especial del vestido lo aguardaba el escote en la espalda y la cola de 4 metros.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz PeñalverBoda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver

Los accesorios

El velo también fue otra de las creaciones de Beatriz Peñalver. Era un velo de tul de seda con los extremos bordados, muy sencillo. Querían que el protagonismo recayera en el vestido y los zapatos.

De hecho, los hermosos Christian Louboutin fuero un regalo del grupo íntimo de amigas. Un modelo del que Lorena se enamoró a primera vista, y que quisieron darle como sorpresa regalándoselos para ese día. Era el modelo Degrastrass en azul.

En cuanto a las joyas, llevó el diamante de pedida y unos pendientes de oro blanco y brillantes de su madre.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver

El ramo

El ramo de novia y las flores de la Catedral, fueron obra de María José, de Flores al Natural. Lorena quería un ramo con flores en tonos suaves y toque silvestre y el resultado, fue un sencillo y delicado ramo que potenciaba aún más la belleza del conjunto.

Este terminó en manos de una de sus mejores amigas, Noelia o su wedding planner como cariñosamente la apodó Lorena. Ella padeció los nervios propios de alguien que se implica de lleno y desea que todo salga a la perfección, por lo que al acabar la cena, no pudo hacer más feliz a la novia entregarle su ramo.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver

La ceremonia y el banquete

Estos fueron los elementos clave para celebrar la boda en Jerez de la Frontera: La Iglesia de San Salvador, Catedral de Jerez de la Frontera que alberga un coro de más de 40 integrantes acompañados del órgano y trompetas, y el Salón de Los Gigantes, un lugar mágico dentro de La Bodega de González Byass. Un sitio con arcos de piedra y luces que dan un toque romántico perfecto para ese día.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver

Lo más emocionante

Al entrar a la catedral, Lorena esperaba que la acompañaran sus sobrinos, pero fue la hija de su hermano, una niña de carácter muy independiente, quien decidió venir sola junto a su abuelo, el padrino, mirando embobada el vestido de su tía.

Pero hubo tantos otros, como cuando Nacho se emocionó al escuchar el Agnus Dei, de Andrew Lloyd Weber, que hizo que a la novia se le saltaran las lágrimas. O al final de la ceremonia, cuando Lorena y Nacho se giraron y pudieron ver a los invitados desde el altar mientras sonaba el aria final de la ópera Turandot de Puccini, Nessum Dorma.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver

Las sorpresas

Además de regalar el ramo a su testigo de boda, los novios quisieron homenajear a su madres con dos ramos preciosos.

Y para el momento de la fiesta, los novios sorprendían a sus invitados con la actuación de un grupo en directo:  Versión 2.0

Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver Boda vestido novia Beatriz Peñalver

La decoración

Lorena me comentaba que la decoración del salón de la bodega fue excepcional. Los novios se encargaron de la mantelería y vajilla, pero los centros fue sorpresa del Catering de la bodega, La Buganvilia. Eran unos centros altos, perfectos para los arcos y techos de piedra. Llenaban el espacio de un modo único.

Boda vestido novia Beatriz Peñalver

El consejo

“Que intenten disfrutar de cada detalle, de cada momento, que si necesitan durante parte de la ceremonia, o de la fiesta, que paren, observen, tomen conciencia de donde están, de la gente, de las risas. Porque todo pasa muy rápido, y así podrán captar un momento especial, único e irrepetible.”

Boda vestido novia Beatriz Peñalver

El reportaje

El reportaje de fotos fue de Luis Tenza. Se decantaron por él sólo viendo algunas de las fotos de su cuenta de Instagram y lo tuvieron claro: tenía que ser él.

También te puede interesar:

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *